Con participación ciudadana elaboran plan de manejo para Santuario de la Naturaleza de Putú-Huenchullamí

0
221

Objetivo. Es implementar estrategias de fortalecimiento del manejo  adaptativo para  la protección de los objetos de conservación.

CONSTITUCIÓN. En una reunión sostenida en la localidad de Putú, se dio a conocer la propuesta del Plan de Manejo para el Santuario de la Naturaleza “Humedales Costeros de Putú y Huenchullamí”, área protegida que se ubica a 25 kilómetros al norte de la comuna de Constitución.

En la cita participaron profesionales de la Secretaría Regional Ministerial del Medio Ambiente; miembros de ONGs ambientalistas, tales como la Agrupación Defensa y Conservación Maule-Mataquito, el Comité Nacional Pro Defensa de la Flora y Fauna Región del Maule, representantes municipales, vecinos y propietarios de los predios privados que conforman dicho Santuario, que se caracteriza  por ser un sitio que alberga  una gran cantidad de aves, insectos (Entomofauna), flora y fauna y peces nativos (Ictiofauna).

La propuesta se da luego de efectuar cuatro talleres ampliados con los administradores, la comunidad, servicios públicos y actores asociados al territorio, aplicando la Metodología de Estándares Abiertos para la Práctica de la Conservación y realizar además, varias reuniones donde se logró elaborar una propuesta participativa, con un enfoque basado en el manejo adaptativo y en los diversos servicios ecosistémicos, que presta  este santuario para la comunidad y el territorio regional.

El seremi, Pablo Sepúlveda, dijo que “es fundamental avanzar en un plan de manejo del Santuario de la Naturaleza Humedales Costeros  de Putú- Huenchullamí, construido desde la comunidad de manera participativa y que contenga un diseño de estrategias para el manejo adecuado del área, con propuestas de protección, monitoreo y adaptación para la conservación de este importante ecosistema regional”, afirmó.

METODOLOGÍA 

Con la metodología de estándares abiertos para la conservación, desde la comunidad se logró identificar amenazas a los objetos de conservación tales como la expansión urbana; la contaminación y drenado de las aguas; el sobrepastoreo; las plantaciones forestales; especies exóticas invasoras; la minería;  la circulación de vehículos motorizados; la extracción y procesamiento de áridos; la caza y extracción de huevos y ejemplares por coleccionistas.

Se dio a conocer que mediantes censos se contabilizaron 134 especies de aves, entre residentes y migratorias, entre las cuales 23 especies se encuentran en alguna categoría de conservación.